miércoles, 19 de septiembre de 2018

Bolardos en Sevilla


En Paseo Luis Rosales

Comenzaré diciendo que según especifica la Real Academia Española en su diccionario, un bolardo es un poste de hierro colado u otro material que hincado en el suelo impide el paso o el aparcamiento de vehículos

En el Real Decreto 173/2010 que modifica el Código Técnico de la Edificación de CTE y la Orden VIV/5611/2010, se establecen una serie de requisitos que se debe de cumplir para su instalación

Hablando de zonas de uso peatonal establece que tendrán una altura de entre 0,75 y 0,90 m, un ancho o diámetro mínimo de 10 cm y que su diseño sea redondeado sin contener aristas 

También establece que su color deberá contrastar con el color del pavimento o como mínimo en su parte superior para asegurar que sea visto en las horas nocturnas 

 
Se especifica que se colocarán en forma alineada y sin invadir en ningún caso la zona o itinerario peatonal ni reducirán su anchura en los cruces u otros puntos de recorrido 

Sector Macarena, en mitad del acerado
Calle Amador de los Ríos
Existen infinidad de modelos

Parece que muchas ciudades a raíz del atentado terrorista en Barcelona han buscado su utilización como medida para disuadir y mejorar la seguridad ciudadana, junto a otras medidas como son la colocación de grandes macetones o barreras denominadas New Jersey, barrera también de seguridad y generalmente utilizada para separar flujos de tráfico o delimitar provisionalmente algunas zonas, y que pueden ser según vaya a ser su utilización hormigón o  de plástico en colores rojo o blanco y rellenas de arena o agua. Se denominan Nueva Jersey por ser en esta localidad de Estados Unidos donde fueron utilizadas por primera vez en la década de 1950 

Colocado en la Av Consgtitución
Nueva Yersey
Refiriéndonos a Sevilla, últimamente parece que los bolardos han caído del cielo o que los fabrican amigos de algún alto cargo pues aparecen en todas partes y no siempre parece que su finalidad es la de la seguridad y desde luego la mayoría de las veces me temo que no cumplen la reglamentación ni el espíritu de seguridad, al menos hacia el ciudadano, que transita por la ciudad con su mas antiguo vehículo, dado por la naturaleza, que son sus pies  

Av del _Cid, está claro que invaden la zona peatonal

El color de casi todos ellos es gris, circulando de noche y teniendo además en cuenta las sombras que las luces reflejan, en algunos puntos son difíciles de visualizar, también debería tenerse en cuenta que todo el mundo no posee la misma agudeza visual.  Quizás bastaría les pintaran la zona superior con pintura reflectante, 

Av Palmera, observese como la sombra reduce la visión, podemos imaginar la noche
Son muchos los casos en que invaden las zonas peatonales, pudiendo originar un severo accidente (Esto es lo que le hacia falta a Sevilla, no tiene bastante ya, con sus innumerables baches)  

Av de la palmera, innumerables los puntos invadidos por los bolardos

Av de la palmera  En esta avenida, han proliferado escandalosamente en detrimento de la seguridad del ciudadano
En cualquiera de los casos debería obligarse la Administración u obligar a quien los coloque a que la parte superior de estos elementos esté pintada con pintura reflectante que los haga visibles en la oscuridad y que a los ya colocados se les añada esta característica 

Marqués de Contadero, son los únicos que he observado así
Últimamente los últimos colocados con forma de cilindro en su parte superior llevan unas bandas blancas reflectantes, pero no son todos los que tienen esta característica
 
En Plaza Rafael Salgado

Plaza de Rafael Salgado, Alquien le ha encontrado una segunda aplicación (con humor)
Otra circunstancia es que muchos de estos bolardos aparecen arrancados, no se si por accidentes o por salvajadas, pero allí donde faltan aparece un socavón que la mayoría de las veces pasa el tiempo y nadie arregla, todo lo contrario, se hace mayor, esta claro que requieren un mantenimiento. 

En Av del Cid
Av Palmera
Av Palmera , la horquilla testigo de que hubo un bolardo, tambien supone un gran peligro
Invitaría a nuestro Regidor a dejar el coche y pasear a pie por las diferentes zonas de la ciudad. En algunos puntos podría sentir pudor



Fuentes consultadas: ABC y Wikipedia y la observación de la ciudad

No hay comentarios:

Publicar un comentario