miércoles, 23 de abril de 2014

San Pedro el Viejo - Monasterio - Huesca



Construido en el siglo XII  se encuentra situado en el casco antiguo de la ciudad, lo que fue centro del barrio cristiano en época de dominación romana,  se trata de un edificio románico que desde 1885 está considerado Monumento Nacional, por orden de 18 de abril, publicada en la Gaceta de Madrid el 26 de abril. Hoy está considerado como uno de los conjuntos históricos  más importantes del románico aragonés 

En sus orígenes, según fuentes arqueológicas, fue un templo romano, después visigodo, mas tarde mozárabe y por fin románico, esto suele darse en lugares de culto habitados por sucesivas culturas, cada uno destruye el lugar de culto anterior para honrar a los nuevos dioses 

Según se refleja en la bula del papa Pascual II, la antigua iglesia de San Pedro y su cementerio, era la única que había subsistido en la ciudad de Huesca,

Pedro I donó el templo al monasterio francés de San Ponce de Tomeras, convirtiéndose en monasterio benedictino, por ello en 1117 se derribó casi toda la obra mozárabe para adaptar el edificio para monasterio  y a los  cánones del momento y la ideología y estética cluniacenses

Esta es la obra que con  muchas modificaciones posteriores ha llegado a nosotros

El edificio tiene dos partes importantes: la iglesia y el claustro




Cimborrio

La Iglesia está formada por tres naves rematadas en una cabecera de tres ábsides escalonados, de planta  semicircular. Los arcos formeros y fajones apoyan  sobre pilares cruciformes y son de medio punto. Cuenta con un transepto no acusado y un cimborrio sobre el crucero del siglo XIII que es un cubo abovedado por crucería con cuatro óculos en los muros verticales que dan la iluminación deseada



El retablo o altar mayor, renacentista, S. XVIII. Es de madera policromada y fue realizado por Juan Berruela y Juan de Alí, en una gran hornacina central está S. Pedro sentado con las lleves en la mano y tiara en la cabeza, símbolo de su primado, alrededor distintos pasajes del santo









A los pies vemos un  coro elevado, al que se accede a través de una verja, en su parte superior alberga las imágenes, en el centro de San Vicente, a los lados de los  santos Justo y Pastor.  Las capillas que rodean la iglesia presentan interesantes obras de arte de distintos periodos.  En el lado del evangelio se abren dos capillas, una barroca, cubierta por cúpula sobre pechinas dedicadas a san justo y san pastor, la otra es medieval dedicada a ´San Ponce 

Retablo de la Virgen de la Esperanza,  en madera policromada y decoración plateresca, de 1584




Retablo de los santos Justo y Pastor, estilo barroco S. XVII

Retablo del Cristo de la Sangre con un  lienzo  de inspiración flamenca

Retablo de la Anunciación, estilo gótico S. XV y XVI, obra de Gil de Bramante

Sillería del coro, en madera S. XVII

Pinturas murales S. XIII que se conservan y nos permiten imaginar cómo fue este  templo cuando se encontraba totalmente policromado, el tema es la historia de David







La torre S XIII, adosada al primer tramo norte de la nave, en su parte inferior ubica la capilla de San Ponce de Tomeras  que se comunica con el interior del templo mediante una puerta de arquivoltas achaflanadas de medio punto y columnas con capiteles lisos y que ha sido restaurada. Su estructura  es hexagonal, su alzado es de dos cuerpos más la bóveda de crucería superior, el segundo cuerpo tiene ventanales para iluminación   y el espacio interior, llamado capilla de San Ponce de Tomeras, se ha dedicado como pequeño museo 


El claustro, situado al costado sur de la iglesia,  es rectangular y formado por arcos de medio punto sobre dobles columnas pareadas  con elaborados capiteles, son treinta y ocho,  los   que nos muestran escenas bíblicas (muerte, resurrección Ascensión de Cristo y de María) y otras sacadas del antiguo testamento  y  otras escenas de carácter alegórico e histórico, combates entre bestias maléficas y el hombre representando la lucha entre el bien y el mal en el alma humana

Son especialmente valiosos los capiteles que  relatan los acontecimientos entre su muerte y resurrección y la ascensión 

 
Destacable por ser una de las esculturas románicas originales mejor conservadas de todo el claustro es  el capitel del regreso a Egipto 

El estado del claustro era lamentable por lo que ha tenido que ser restaurado. Restauradores Patricio Bolomburu y Ricardo Magdalena, tuvieron que sustituir numerosos capiteles, por estar sus relieves completamente erosionados, por réplicas de Mariano García Ocaña, que lo hizo siguiendo el estilo original del Maestro de San Juan de la Peña. Los capiteles deteriorados se conservan en el Museo Provincial. 

El claustro en su lado este tiene varias capillas  con distinto estado de conservación, así:

Capilla de Santa Ana y San José S. XIII, (cerrada)

Capilla de San Benito S. XIII

Capilla de San Bartolomé o Panteón Real, donde se hallan los restos de los Reyes de Aragón  y que en su día fue sala capitular del Monasterio y único vestigio del templo mozárabe. También fue una sala de exorcismos. San Bartolomé es el patrono de los exorcismos y aparece su imagen pisando un demonio 


Los reyes enterrados son:

Alfonso I  el Batallador y su hermano sucesor

Ramiro II el Monje, en un sarcófago romano del S. II

Las que fueron dependencias de los monjes albergan hoy piezas de gran valor artístico e histórico del Monasterio

Debemos destacar el tímpano de la puerta que comunica el claustro con la iglesia, realizado por el  maestro del sepulcro de Doña Sancha de Santa Cruz de la Serós, En la parte superior vemos a dos ángeles sujetando un crismón trinitario, en la inferior la escena de la epifanía




Existe otro  tímpano con la misma escena  en la puerta del muro norte de la iglesia, se trata de dos ángeles sujetando con sus manos un crismón trinitario con un agnus dei en el centro  que además de estar muy erosionado esta realizado por una mano menos experta






Entre los muros encontramos una pequeña pieza empotrada que muestra nuevamente la misma representación aunque parece posterior

Así mismo existen diversos calvarios e inscripciones funerarias






Las edificaciones  que  lo circundan nos han privado de su perspectiva, toda la fachada de poniente, en la que parece hallarse su portada principal, y el lado occidental del claustro se hallan ocultos por  edificaciones, y quizás esta portada, si no fue demolida o reutilizada en los bajos de los edificios, se encuentre emparedada

En recientes restauraciones se ha dejado un estrecho  pasillo para que podemos ver  algo de la cabecera

El acceso al templo se realiza por la Plaza de San Pedro,  portada que ha sido restaurada y que probablemente  el tímpano no se encuentre en su original situación

Al sur del claustro  se encuentra otra portada de acceso, neorrománica como toda la decoración de esta zona






De un gran valor es el tímpano de la portada norte. Un crismón trinitario ( con su S enroscada y un agnus dei en el centro)  sujeto por dos ángeles de una gran belleza. En la parte superior complementan el conjunto una pequeña figurita humana, tumbada lleva la inscripción “Sanctus Vicentius” (el otro hijo de Huesca martirizado por los romanos en el silo II)




Una pieza de gran valor es una imagen gótica, de piedra policromada “la Virgen de las nieves” S. XIV , podríamos llamarla la Virgen del pajarito, pues ofrece este animal al niño y este le acaricia  el pico de forma delicada mirando a la Virgen.









En la continuación del muro de  esta nave hallamos un  Cristo crucificado  en madera policromada, del S. XVI

Hoy es una iglesia parroquial, catalogada como Monumento (BIC) Bien de Interés Cultural, siendo junto con la catedral el monumento más importante de Huesca


Existe  la Asociación “Obreros de San Pedro el Viejo de Huesca”  son un colectivo ciudadano apolítico compuesto por personas sin determinación ideológica, social, económicas, etc , su función, que enlaza con  las  que desempeñan los  “Obreros Mayores de San Pedro”,  consiste en proyectar  el monumento, su contenido y su historia

fuentes: visita guiada realizada y arteguias

1 comentario:

  1. Impresionante. Estuve allí hace unos meses y me parece precioso. ¿Qué tal estos días por tierras mañas? Yo ya he puesto en el blog las fotos de Semana Santa por si te apetece echarles un vistazo. Un fuerte abrazo y feliz fin de semana amiga.

    ResponderEliminar